Las complicaciones de una cefalea en el embarazo

El dolor de cabeza es un síntoma tan común fuera del embarazo como en el mismo. Durante el embarazo tienden a empeorar todos los síntomas neurológicos.

La cefalea en el embarazo es un síntoma tan común fuera del embarazo como en el mismo. Durante la gestación tienden a empeorar todos los síntomas neurológicos. Las causas no se conocen del todo bien, pero estarían vinculados a los cambios de la circulación sanguínea a nivel del organismo, junto con el cambio a nivel de todo el sistema nervioso y no solamente de la percepción del dolor.

Causas de la cefalea en el embarazo

El dolor de cabeza en el embarazo es posible que obedezca a los cambios de niveles hormonales y al aumento del volumen y circulación de sangre. También están relacionados con la postura y la tensión de cargar el peso extra.

Dentro de las agregadas tenemos las infecciones de faringe, oídos y las sinusitis, la fiebre, la tensión psíquica y las enfermedades graves del sistema nervioso como son las meningitis, los tumores, las hemorragias, etc.

Si ya sufriste en forma regular de cefaleas simples o de migrañas es conveniente que consultes con tu ginecólogo acerca de cuál es la medicación correcta a tomar una vez embarazada para evitar el riesgo de malformaciones fetales y de complicaciones del embarazo.

Para el tratamiento de la cefalea simple en general es suficiente con un masaje o ducha dejando caer agua caliente sobre cuello y hombros (ya que en general hay algo de contractura al menos en forma secundaria a la cefalea) o incluso con bolsa de agua caliente en el cuello cuando la contractura o el dolor en el mismo son importantes.

Para aliviar el dolor también puedes recibir analgésicos como el paracetamol, pero siempre es mejor que consultes a tu médico antes de tomar ningún medicamento.

Que la cefalea inicie bruscamente y sea intensa, que te despierte en la noche, que se acompañe de fotofobia (intolerancia a la luz), rigidez de nuca, fiebre o de otras manifestaciones sobre la marcha o la sensibilidad en el cuerpo debe llevarte a consultar de inmediato a tu médico porque se puede tratar de algún evento de gravedad mayor a un simple dolor de cabeza.

Te puede interesar

12 semana de embarazo: Las primeras imágenes de tu bebé

¡Felicitaciones! Llegaste al final del tercer mes de gestación. Entras en la época en que disminuyen las chances de que pierdas tu embarazo por causas propias del mismo.

¡Felicitaciones! la 12 semana de embarazo es significado de que llegaste al final del tercer mes de gestación. Entras en la época en que disminuyen las chances de que pierdas tu embarazo por causas propias del mismo.

Gracias a la ecografía, el embarazo que ha venido siendo una realidad física para ti también se convierte en una realidad para tu pareja y familia al poder ver a tu bebé en imágenes.

Cambios de tu cuerpo en la 12 semana de embarazo:

  • Puede que presentes un aumento de peso en el embarazo entre 2 y 5 kg.
  • El tamaño de tu útero aumentó y ahora es palpable por arriba del hueso del pubis. Ya muchos reconocen tu embarazo al verte.
  • Ahora la acidez y la digestión son efectos secundarios comunes del embarazo.
  • Evita las comidas grasosas y dormí con varias almohadas para evitar la sensación de reflujo.

Cambios de tu bebé:

  • Tu bebé mide aproximadamente 6 centímetros.
  • Tiene el sistema urinario trabajando acorde a su tiempo de maduración.
  • Podrás ver que sus uñas siguen creciendo y que definitivamente ya parece un bebé, aunque su cabeza aún mantiene una proporción mayor que en el recién nacido.
  • Ya los lóbulos y los párpados están totalmente formados.
  • Su cerebro ha evolucionado tanto que hasta puede transmitir señales.
  • El pequeño tiene tiempo de vigilia y sueño.

Tratamos de ser lo más precisos posible, pero teniendo en cuenta que las tasas de crecimiento y desarrollo embrionario son ocasionalmente diferentes en cada mujer,

Te recomendamos leer la semana de tu embarazo con un rango de una semana hacia adelante y una semana hacia atrás. Si tienes alguna duda adicional, consulta con tu médico.


Te puede interesar