Juegos para jugar con tu bebé

Lo más importante de compartir con tu bebé es lo que él aprende de ti.

¡Es oficial! Tu pequeño está en movimiento y gran parte del tiempo tendrás que perseguirlo. Además de asegurarte de que se mueva por lugares sin ningún peligro, es necesario encontrar algunas actividades divertidas para que juegues con él. Hemos recopilado algunas de ellas que son muy fáciles y que puedes ejecutar usando cosas que ya tienes en la casa.

Estas son 10 sugerencias no sólo divertidas, sino que asegurarán que tu pequeño duerma mejor, por lo que es bueno tener estas sesiones de juego cuando tu bebé esté activo y motivado. Jugar justo antes de la siesta o cuando está cansado es probable que los sobre-estimule. Recuerda, tendrás que supervisarlo de cerca en todo momento.

Diez maneras de jugar activamente

1. Pintar remolinos

Equipo:

1. Yogur o pintura comestible

2. Una hoja grande de cartón

3. Colorante de alimentos

Instrucciones:

• Vierte parte del yogur sobre el cartón y muéstrale a tu pequeño cómo hacer remolinos

• Déjalos jugar con el yogur y mira el efecto esto crea en tu bebé.

• Añade colorante de alimentos para  darle un efecto visualmente estimulante.

2. Hora un rocío

Equipo:

1. Un atomizador

2. Una toalla

Instrucciones:

• Esta es una actividad perfecta para un día caluroso.

• Utilizando el atomizador de agua, dale un pequeño rocío a tu bebé.

• Mira la respuesta de tu bebé frente a eso. La mayoría de los bebés aman el chorro de agua por lo que querrá que los persigas para mojarlos.

• Permite que sostengan el atomizador y que te rocíen a ti.

• Juntos pueden hacer un juego de perseguir y mojarse mutuamente.

• Ten una toalla a la mano para secarse después.

3. Hora de hacer música

Equipo:

1. Ollas y sartenes

2. Cucharas de madera o espátulas resistentes

Instrucciones:

• Busca unas cuantas ollas y sartenes (preferentemente las viejas).

• Con tu pequeño en tus piernas y con las cucharas o las espátulas golpea los recipientes, primero lentamente y luego un poco más rápido.

• A continuación, jueguen con los sartenes. Esto lo familiarizará con la variación de los sonidos y el ritmo.

4. Carrera de obstáculos

Equipo:

1. Almohadas

2. Cajas de cartón (retire cualquier borde deshilachado o con  grapas)

3. Muebles tales como sillas, mesas de centro, etc.

Instrucciones:

• Haz una pista de obstáculos sencilla y deja que se arrastre sobre las almohadas, por dentro y alrededor de las cajas de cartón, a través de las patas de la silla y debajo de las mesas de centro. Es genial estimular sus habilidades motrices.

5. La persecución

Equipo:

1. Tú

Instrucciones:

• Esta es una gran edad para empezar a jugar a la persecución con tu bebé.

• Ya sea que estén gateando o empezando a caminar, es divertido perseguirlos y llenarnos de besos y abrazos.

• Tu también te animarás a perseguirlos ya que sabes que la recompensa es su cariño; También es una gran manera de gastar algo de su energía.

6. Hora de apilar.

Equipo:

1. Bloques de madera o juegos de tazas o cajas para apilar

Instrucciones:

• Apila algunos de los bloques y luego túmbalos suavemente.

• Coloca los bloques dentro de una caja y luego inclínalos.

• Permite que tu bebé te imite y anímalo también a apilar los bloques. Con esto, estás sentando las bases para el desarrollo de habilidades motoras finas.

7.El juego de halar y empujar

Equipo:

1. Una caja de mediana llena de juguetes

Instrucciones:

• Anima a tu pequeño a adoptar una posición de pie de tal forma que pueda empujar la caja sobre el suelo.

• Sujeta el otro lado de la caja firmemente y muévete con él lentamente por toda la habitación.

• Esto debería animarlos a caminar mientras empujan la caja.

• A medida que se vuelven más móviles, este juego puede volverse más rápido hasta que tu bebé esté corriendo alrededor de la habitación y empujando la caja sin ayuda.

8. lanzando balones

Equipo:

1.  Un balón grande como uno de fútbol o voleibol

Instrucciones:

• Cuando tu bebé ya sea activo, lánzale el balón girándolo sobre el suelo.

• Anímelos a devolverlo hacia ti o enviarlo a otro lugar de la habitación. De esta manera estarás ayudándolo con su coordinación mano-ojo.

9. Juego de la caja de cartón

Equipo:

  1. Una caja de cartón grande (recuerda recortar cualquier borde afilado)

Instrucciones:

• Pon un par de sus juguetes favoritos en su interior para animarlos a entrar a explorar.

• Es posible que incluso desees recortar un agujero lo suficientemente grande para que puedan entrar y salir. De esa manera también pueden jugar "on ta bebé" y es una forma sencilla de introducir el concepto de interior y exterior.

10. El túnel del tren

Equipo:

1. Tu

Instrucciones:

• Cuando tu bebé esté gateando, ubícate frente a él con las piernas separadas.

• Anímalos a gatear bajo tus piernas y mientas lo hace has el sonido de un tren como "chu chu!" o el silbido.

• Puedes ayudarlo a aprender a gatear más rápido fingiendo que el túnel se cae a medida que pasa o alcánzalos para darles. Este es un muy buen juego para mejorar sus habilidades motoras. 

Te puede interesar

Consejos para acompañar a tu bebé en esta etapa

Tu amor y tu apoyo son los pilares fundamentales para tu bebé y su crecimiento. Y cuando está dejando los pañales también te necesita. Aquí te dejamos algunas recomendación.

¿Tu bebé da señales de querer dejar los pañales? Estas son algunas recomendaciones para que juntos puedan lograrlo.

Es recomendable que coloques un orinal en el suelo en vez de subir al bebé al inodoro porque le puede dar miedo caerse. También puedes usar un asiento para inodoro y un banquito o algo para que tu bebé apoye los pies.

Otra opción es empezar esta etapa de enseñanza utilizando ropa interior de entrenamiento, también conocida como pull-ups o calzoncillos de aprendizaje. A la mayoría de los bebés les gusta sentir que ya son grandes y si les pones algo parecido a un calzoncillo o calzoncitos sentirán que ya lo son.

Si tu bebé tiene un accidente mientras utiliza la ropa interior de entrenamiento, no lo retes. Es bueno que seas paciente y mantengas la calma.

Es recomendable que esperes a que tu bebé te avise cuando tenga ganas de hacer pipí o caca. O bien, habla con él para que te diga en el momento que quiere sentarse en la bacinilla o en el inodoro.

Si pasan más de cinco minutos y tu bebé no hace ni popó ni orina, levántalo y no lo retes, es preferible decirle que más tarde lo pueden volver a intentar, alentándolo a que te avise. Dale sonrisas, aplausos y elogios.
Con seguridad habrá ocasiones en que lo dejes en el inodoro y no haga, pero después de que le pongas el pañal hace popó o pis. Es común que eso suceda porque se siente más seguro y más cómodo con el pañal ya es que un objeto conocido. Recuerda que a tu hijo se lo tiene que preparar psicológicamente de a poco.

¿Qué pasa si tu bebé no quiere hacer popó en el inodoro o en la bacinilla, pero sí orinar? Ponle el pañal para defecar y dile que comprendes que no quiera hacerlo en el inodoro, pero trata de convencerlo con juegos y sin presiones. Es muy bueno que lo alientes porque no sirve de nada tratar de acelerar el proceso. Lo mejor es que lo hagas que sentirse seguro.

Tu bebé también se puede acostumbrar a estar sin pañales si lo sientas en el inodoro o en la bacinilla: primero con ropita y después quitándole el pañal. En ese momento él probablemente quiera jugar, así que trata de no retarlo porque es natural. Esto lo puedes hacer siempre y cuando el baño esté limpio y desinfectado.

Es recomendable que busques que tu bebé vaya al baño con sus hermanos o con su papá para que vea y aprenda. Si es nena, que vaya contigo o con sus hermanas. A los niños pequeños siempre les gusta imitar a sus papás y a los adultos en general.

Una vez que haya aprendido poco a poco a ir solito al baño, es muy importante que le enseñes la importancia de lavarse las manos al terminar.

Te puede interesar