Caricias para conciliar el sueño

Pocos hábitos son tan beneficiosos para colaborar en la regulación y la calidad del sueño de tu bebé como los masajes cotidianos. Si logras convertir el masaje en rutina,

Para hacer más efectivo el ritual, en estos casos hay quienes recomiendan utilizar aceite de manzanilla y cremas para pieles sensibles pero por las dudas recuerda hacer la prueba de alergia antes de usarlo.

Buscar el momento adecuado es sencillo:

  • Ni cuando está con hambre ni inmediatamente después de que haya comido son buenos momentos para que tu hijo reciba masajes. Lo ideal es hacerlo entre comidas.
  • Apenas terminaste de bañarlo es una excelente opción. Luego del placer que suele generar en los bebés el contacto con el agua, se encontrará con un ánimo receptivo y despejado. Los masajes terminarán de relajarlo, además de brindarle un placer extra.
  • Si, en medio de un juego tranquilo, notas que comienza a irritarse. De esa manera, lo ayudarás a bajar la estimulación intensa de su sistema nervioso.

Te puede interesar

El sexo después del nacimiento

La mayoría de las parejas vuelven a tener relaciones sexuales tres meses después del nacimiento, Sin embargo, durante el primer año la mayoría (el 60%) reporta que son menos activas sexualmente de lo que solían ser. La pérdida de deseo sexual es común, especialmente en mujeres.

La fatiga es el factor más importante en esto. Si estás demasiado cansada, es difícil sentirse excitada. Además, algunas mujeres se sienten incómodas con sus cuerpos después del embarazo y del parto, haciéndolas sentir poco atractivas y menos sexy.

Si sientes dolor durante las relaciones sexuales, quizás sea porque los puntos de la episiotomía no se han curado bien por lo que tendrás que esperar un poco más tiempo. Habla con tu médico sobre esto.

Dificultades relacionadas con el sexo

• Si sientes que no tiene interés en el sexo después de dar a luz y te preocupa o está afectando tu relación, entonces habla con tu médico. Ten en cuenta que es normal que pase un tiempo para volver a la misma actitud de antes.

• ¿Confías en tu método anticonceptivo? Si no quieres quedar embarazada de nuevo y quieres estar segura, es posible que quieras elegir un método diferente de anticoncepción. El médico te preguntará sobre esto en tu control postnatal seis semanas después del nacimiento.

• Experimenta con relaciones sexuales sin penetración. Esto puede ser una manera de relajarse y tratar de que las cosas sean como eran antes. Si has tenido un parto largo o difícil, podrías no querer que haya penetración. Sin embargo, hay otro montón de formas de disfrutar

Chatea con otras mamás y papás en la comunidad Huggies sobre sus experiencias después del nacimiento de su bebé.

Te puede interesar